¡Hasta siempre, Mariza!

 

 

Mariza Coppola fue una amiga y compañera de tareas en esta aventura, que emprendimos con Claridad.  Con la generosidad y la  modestia que la caracterizaron hizo posible  la salida de más de 40 números de esta publicación,  materializó nuestra presencia en la virtualidad, diagramó, aconsejó y subió los artículos. Posiblemente no compartiera todas las definiciones de la publicación, pero a partir de las lealtades que la amistad genera y en su condición de ser una mujer con ideas de avanzada nos ayudó con constancia, rigor y total honestidad. Te extrañaremos, te recodaremos y estarás siempre presente, Mariza.                 

Claridad