BPU una situación “particular”

El frigorífico BPU ubicado en el límite entre Durazno y Flores, -ha vivido una problemática situación-, una vez que China  suspendió la importación de la  carne producida por el establecimiento, que representa el 70% de lo que faena y procesa la planta. El origen de la sanción radica en dificultades en el etiquetado de la carne por error u omisión de la empresa, al que se le suma disfuncionamientos del MGAP, factores estos entre otros que  fueron los causante de la situación. La misma provocó el relevo de funcionarios técnicos del Ministerio de Ganadería y algunos le atribuyen una fuerte gravitación en la reciente remoción de Carlos Uriarte en esa cartera.

Los trabajadores programaron una marcha a pie, partiendo de Durazno el 1 de julio, teniendo previsto el arribo a Montevideo el 5, pero el viernes como fruto de las negociaciones en que intervinieron el ministerio de RR.EE y el MGAP por el lado uruguayo y las autoridades chinas, la suspensión fue levanta. Se comentó enfáticamente que la participación del embajador de China fue un factor importante  para llegar a esta solución.

Titulamos esta información como “situación particular”, porque los trabajadores afirmaron al lanzar la marcha que  “No hay ningún conflicto. Nosotros estamos reclamando que el gobierno, que fue el que causó esta problemática, considere los problemas que generó a los trabajadores”.