Cuestionando el pasado reciente y el futuro cercano, las políticas de Seguridad Social están bajo la mirada crítica de los sectores populares

Karina Sosa, Secretaria de Propaganda de la ATSS, entrevistada por Eduardo Aparicio

Afiliada al sindicato de la Seguridad Social (ATSS) desde su ingreso al BPS en 2007. Esta activa y dinámica sindicalista que hoy ocupa la Secretaria de Prensa y Propaganda de su sindicato es carmelitana y vive, trabaja y milita en su ciudad natal; en tiempo normales le toca viajar y  hacer muchas veces  al año los 442 km que implica llegar a la capital, hoy se ve alivianada en este aspecto  ya que la mayoría de las reuniones e instancias de su acción militante las desarrolla en la virtualidad. Tiene una profunda vocación por el trabajo social y la acción de base. Le preocupa su formación para mejor desempeñar sus responsabilidades, por eso como estudiante libre sigue los cursos en Ciencias  Económicas y Relaciones Laborales que tienen relación directa con su actividad sindical, sabe que hay que prepararse; en su horizonte figura la posibilidad de estudiar  Trabajo Social. Es una gran lectora de  temas sociales, económicos y políticos. Sabe organizar sus tiempos, para que alcancen para todo, el trabajo, la militancia, correr  y recorrer el cine documental, donde su interés se dirige  especialmente en los  la temática geografía y medioambiental.

En forma directa y franca, sin ocultar matices y diferencias  con algunas situaciones que se viven en el movimiento social, se prestó gustosa a ser entrevistada por Claridad, que ha optado por cubrir al máximo todo lo referido a la reforma en ciernes de la seguridad social.

Karina Sosa

- ¿ Ustedes, es decir el sindicato, consideran a la  Seguridad Social como un gasto, o como un derecho?

- En ese sentido, nosotros tenemos una respuesta muy  clara: la Seguridad Social es  un derecho, un derecho humano fundamental consagrado por la OIT. Esta Comisión de expertos de la Seguridad Social (CESS), creada dentro de la la Ley de Urgente Consideración (LUC) enfoca su análisis desde un punto de vista economicista y no como un derecho y es por eso que nosotros hacemos hincapié en que el resultado de esta reforma no puede ser beneficioso para los trabajadores ya que parte de una base de análisis errónea.

- ¿Cuáles fueron las preocupaciones que la ATSS le trasladó al Secretariado Ejecutivo del PIt-Cnt en el reciente encuentro que sostuvieron?

- Le planteamos cuestiones prácticas, como la conformación de los frentes de lucha. Nosotros hacemos parte del PIT-CNT, por lo cual, orgánicamente solicitamos una reunión formal para refrescar los términos del proyecto de reforma que  hace más de dos años venimos trabajando sabiendo que la reforma se venía,  ya que fue anunciando desde tiempo atrás por Mujica, Astori y Tabaré Vásquez a lo largo de sus gobiernos.

La reforma es necesaria, pero no es urgente porque en la actualidad el sistema no está colapsando en  el plano de las cuentas fiscales, pero sí avizoramos que entraría en una zona de riesgo dentro de algunos años. El Pit-Cnt conocía nuestro primer borrador, que también fue presentado en la Mesa Coordinadora de Entes.

- Ustedes también iniciaron una ronda de información y consulta con varios sindicatos nacionales, ¿ qué resultados arrojó esa iniciativa?

- Es en las bases donde se debe trabajar, es con los sindicatos hermanos que debemos trabajar, ya que todas las ramas de actividad pasan por el Banco de Previsión Social (BPS)  cuya actividad incluye muchos muchos organismos estatales,  incluidos las cajas para estatales, todo lo cual le da  un muy buen conocimiento general de la seguridad social en Uruguay. Por esas razones nosotros entendemos que el proyecto que presentamos merece un tratamiento  por parte del conjunto de los trabajadores y de la opinión pública.

- ¿Cuáles son, según su criterio, los puntos donde el movimiento sindical debe tener pronunciamientos claros acerca de la reforma?

- Mediante trabajos elaborados con un estilo concreto y claro. Debemos hablarle a la ciudadanía en forma sencilla, la Comisión de Expertos se ha especializado en hablar en difícil, raro, con mucha terminología “técnica”, que no es comprensible para la mayoría de la gente, que no cuenta con los medios suficientes para tener  una información profunda.

Es el momento de hacer  un pronunciamiento contrario al lucro en la seguridad social, reafirmar aquello que en el 7 Congreso del PIT-CNT quedo claramente expresado con el rechazo a la existencia de las AFAPs.

- ¿Entonces ustedes siguen estando a favor de la eliminación de las AFAPs?

- Para nosotros se trata de un punto innegociable, son las AFAPs el factor central del desbalance de las cuentas del BPS. A la población se le presenta una situación que no es tal. Hoy hay 800.000 personas que sin tener esa obligación, están afiliadas y que la mitad de su montepío (15% del salario) va a parar a las AFAPs, fondos que deberían ir  al BPS, estamos hablando de 800.000 salarios. Por ese lado se ubica uno de los componentes que inciden en la desfinanciación del BPS  las personas que no están obligadas -la remuneración mínima hoy para estar obligado es de 67.000 pesos nominales-  deberían salir ya mismo del sistema de AFAPs.

-¿Entienden que en el proceso de discusión de  la reforma hay que mantener a todo precio la independencia y autonomía del movimiento sindical del sistema político?

- Esa pregunta me es fácil responderla  ya que siempre hemos defendido y ejercido esa independencia. Nuestra finalidad es el bienestar y los beneficios para los miles de trabajadores que están forjando este país. Estamos hablando de las personas que construyeron el Uruguay, en la defensa de sus intereses no podemos atarnos a ninguna fuerza política, ni a ningún otro mandato; tenemos que saber de qué lado estamos, el del capitalismo o el de los trabajadores.

-¿Existen indefiniciones en el seno del movimiento sindical, por ejemplo en temas como el de la rebaja de la edad de retiro?

- La Comisión de Expertos  apunta en esa dirección. Nosotros consideramos que el esqueleto de la ley ya esta pronto, en ese sentido, en los últimos días escuchamos algunas declaraciones alarmantes. Para nosotros la reforma debe ser integral y  solidaria En cuanto a las practicas lucrativas, que en la misma existen se debe estudiar la naturaleza y evolución de los puestos de trabajo. En ese marco la rebaja de la edad no es ninguna solución, y  estamos trabajando para que el movimiento se pronuncie en forma categórica sobre este punto y otros similartes.

- ¿Las declaraciones de Saldain apuntan  en ese sentido?

- Nosotros,  que hace tanto tiempo estamos en el tema, no nos sorprendemos con los dichos de Saldain, que en sus declaraciones confirma todas nuestras presunciones. Dice algunas cosas que todavía son peores a las que imaginábamos, como la de las amenazas para activos y pasivos. Yo he leído los trabajos de Saldain (su último libro) lo sigo  en las Redes, y cuando comparecimos en  la Comisión de Expertos le preguntamos si el índice medio salarial iba a cambiar y  entonces nos dijo que aunque lo haya escrito en su libro, no necesariamente iba a ser recogido por la Comisión. En el documento que presentó el Presidente de la Republica, el 2 de marzo  (punto 332) ya advierte que se modificará el índice en el 2° semestre de este año y Saldain dice en la entrevista que no se  perjudicará  a los actuales pasivos cuando todos sabemos que las prestaciones están vinculadas al Índice, y podemos inferir que la modificación no será para mejorarlo.

-¿En vuestro proyecto hay una formula de financiamiento de la Seguridad Social, distinta a la que se supone se tendrá las recomendaciones de la Comisión?

- Hemos ido trabajando en etapas pues creemos que las aportaciones del gran capital tienen que ser mayores y fundamentales, ya que la mayoría del 1.400.000 trabajadores aportantes pertenece a pequeñas y medianas empresas. Esto quiere decir que los aportes y las exoneraciones de las que se  beneficia el gran capital, no están correlacionados con la cantidad de puestos de trabajos que generan de modo que las exoneraciones de las cuales hoy gozan deberían reverse. Las AFAPs deben dejar de existir, tienen que pasar a  una administradora estatal. Nosotros apuntamos a un sistema de solidaridad inter generacional, tenemos una visión teórica y práctica del asunto. Seguimos pensando en el principio  que son los trabajadores activos que en gran parte deben financiar a los trabajadores que se retiran. Pretender compararnos con el 1er mundo, diciendo que  en esos países se jubilan a los 67 años, si así lo hacen es para retirarse con el 100% del salario, además omiten en la comparación que en esos países  el patrón paga igual o más que el trabajador, aquí  el aporte patronal es la mitad  (rebaja impuesta en la reforma del 2007) del que realizan los trabajadores.

- ¿Están dispuestos a explicar y denunciar cómo fue vaciado el BPS en los 60’, vaciamiento del que es responsable el sistema político?

- Para explicar con rigor y precisión este tema tenemos que recurrir a nuestros expertos mayores, en ellos nos apoyamos para hacer la historia. Esa pregunta podría responderla en otro momento y con esos apoyos. Comprendo por donde viene la pregunta, algo podría decir ahora, pero lo mejor es ir a las fuentes, yo nací en el 78, y para abordar debidamente los periodos anteriores debo ir a las fuentes. Sé que la pregunta se basa en lo que le hemos escuchado al doctor del Campo y a históricos dirigentes sindicales de la Seguridad Social.

- ¿Cómo conciben y articulan la resistencia a la reforma? ¿ Crearon una Comisión Nacional de Defensa de la Seguridad Social, promueven Comisiones locales, cómo es el despliegue de esta campaña resistente que ya empezó?

- La campaña empezó por un motivo esencial, esta lucha va a ser de largo aliento, la ley en tres o cuatro meses estará lista, y entendemos que en este contexto actual de restricciones debidas a la pandemia, tenemos posibilidades de movilización y vamos a llevar esta lucha cumpliendo con los mayores cuidados sanitarios. La gente cuando pisa los 60 se da cuenta de cómo la  reforma va incidir en sus vidas. Así paso con el proceso de las AFAPs, cuando demoramos un año en definir los términos de la papeleta, y ya había un lote importante de afiliados a las AFAP (aprox 1 millón).

- ¿Quieren llevar adelante la campaña, antes que la ley esté cocinada?

- Así es. Ya lo dijo Saldain que  anunció que se perjudicarían los mayores de 55 ¿Cómo lo sabe? Si ellos debían tan solo hacer un diagnostico y recomendaciones. Quiere decir que los avances son importantes y que las recomendaciones se verán plasmadas en la futura ley. Todo lo que hemos dicho se ha venido comprobando; tenemos  una persona de 54 años que va a ser perjudica, se dará cuenta del perjuicio cuando llegue el momento de jubilarse. Las trabas para la movilización existen y nos están costando mucho.

- ¿De todas maneras comprueban una respuesta positiva, una buena disposición por parte de la gente?

- Los ciudadanos cuando se les llega con explicaciones claras, comprenden los peligros y las amenazas cuando uno se hace mayor y la esperanza de vida se extiende. Saldain ve esto con preocupación, pues no lo piensa desde la calidad de la vida. Su preocupación se centra en el cuidado de las cuentas. Claro que el punto  desde donde mira  incide y sesga la visión, pues una cosa es cuando se llega con una pasividad que cubre las necesidades de subsistencia (como será su caso) y otra cuando sólo se tiene la pasividad mínima de $ 13.800 para sobrevivir. El que tiene la vida resuelta muchas veces  no piensa en los otros, a diario nosotros vemos la situación desesperante de los  jubilados que ven afectados su cobro en mano, por la cantidad de préstamos, a los cuales recurren para hacer frente a las tarifas, los gastos de salud y alimentación y que viven de préstamo en préstamo.

Habría que analizar si a los jubilados que cobran la mínima no habría que darles apoyos complementarios, la  prestación mínima no es suficiente y si la misma se rebaja, será todavía peor.

La reforma es de aquí para arriba, de aquí para abajo NADA. Tiene que ser todo lo contrario, y eso es posible si se tiene la voluntad de tocar al gran capital  y a los privilegiados.

- ¿Están dispuestos a ir a una recolección de firmas, para dilucidar el tema de la reforma en una consulta popular?

- Estamos dispuestos a llegar a la consulta popular ya que la Ley se  va aprobar porque cuenta con las mayorías parlamentarias para hacerlo. Si contáramos con un  contexto propicio para la lucha, la movilización en la calle, el puerta a puerta, cosa que no estamos pudiendo encarar, tal vez podríamos mitigar algún daño en el tratamiento de la Ley. Pensamos que la reforma se aprobará en un corto lapso.

- La pregunta final: De acuerdo a su criterio. ¿A qué razones se debe que en los 135 artículos para la derogación de la LUC fue excluido todo lo relativo a la Seguridad Social, contenido en esa norma?

- Mire, me indigna de la misma manera que durante los 15 años de gobiernos progresistas no se tocaran las AFAPs. Aunque mas allá de esa consideración hagamos todo lo posible para que se junten firmas en cualquiera de las dos opciones. A la sociedad no se le pueden imponer a las cosas como se ha hecho desde el gobierno. Entendemos a la democracia como una práctica indispensable en todos los niveles. También sostenemos que las formas que adoptó el proceso de  recolección de firmas para derogar la Luc por parte del movimiento popular no nos convenció, pero como somos orgánicos y disciplinados por eso estamos en el Yo Firmo,  nosotros estamos comprometidos con la suerte de velar por los intereses de los trabajadores de hoy y del ayer.*