Bloke de Humor Sano e Ingenuo

DIALOGOS MILITANTES EN EL MARCO DE LA LOCURA CELESTE

Por la copia: Salomón Rodríguez

- Soy yo, Brígida, ¿me escuchás bien Marilú?

- Si, clarito, ¿qué andás haciendo?

- Y yo, celebrando, loca de la vida. Le ganamos a todos esos comunistas

 ¿Cuáles comunistas, Brigi?

- Y a los rusos, ¿o no viste cómo les ganamos?

- Claro que ví, pero estos rusos no tienen nada de comunistas…

- Bien que se disfrazan. Entre ellos se ayudan ¿O no viste cómo entraron al estadio con la bandera del Frente Amplio y hasta las mujeres se pintaron los cachetes con las banderas del frente. Igual que acá

- Pero no, Brigi, esa es la bandera de Rusia, que tiene los mismos colores, pero dispuestos al revés.

- Y es lo que te digo: se disfrazan. ¿Te acordás que aquí cantan “rojo, azul y blanco, mi voto es/mira que bonito, mi voto es”. Bueno cantalo al revés y es igual…

- ¿Cómo al revés?

- Ay, Marilú, parecés lela, cantá: blanco, azul y rojo, y te da igual. Por eso andan por la plaza esa, la grandota, con la bandera al revés …

- Decime “Braigi”: ¿Andás bien de la cabeza?¿Quién te asesora?

- Quién va a ser, Agustín. Él sabe de esto: “es todo política y hay que jugar en la misma forma que ellos para darles duro”, me explica a mí. - Por eso te digo Marilú que éste es un triunfo nuestro, ¿o vos no lo crees así?

- Pero es una evidente verdad: Ganó Uruguay, y ¡vamo’ con todo!

- Pará, pará, no ganó cualquier Uruguay. Ganó el nuestro. ¿O no nos viste en la tribuna todos juntos con la bandera?

- Claro que ví y había varias amigas y amigos que fueron y disfrutaban como locos, pero no entiendo porqué decís :”ganó el nuestro, nuestro Uruguay”.

- Es lo que te digo Marilú. Hoy no estás en tu mejor día. Ese Uruguay es el nuestro, porque nosotros proclamamos, como le gusta decir al Agustín: “un solo Uruguay”, Y ahí estábamos, con nuestra bandera, derrotando a los del Frente, por más chiquilinas rusas disfrazadas que pusieron. Ganó la democracia.

- Mirá si esas cosas las dice Agustín, y vos las repetís, los dos tendrían que pedir consulta médica con un siquiatra.

- A no, mi’jita. A vos te falta formación política, que es lo que tiene Augustín y me explica: “tenemos que hacer síntesis y sumar, tener unidad, para consolidar un solo Uruguay, el nuestro”. ¿Te dás cuenta qué pensamiento políticamente avanzado?

- ¿Así que, según ustedes, la hinchada uruguaya en  Rusia es la  barra de los autoconvocados, dueños de la bandera nacional, que van a combatir al Frente y no se dejan engañar con que los rusos tengan la bandera del frente al revé porque son la misma cosa? 

- Bueno, por fin entendiste y no creas que me molesta la recomendación para el siquiatra, porque nosotros, como muchos otros, “vivimos la locura celeste”.

- Decime Brígida querida ¿hablaste con mucha gente de este tema?

- Todavía no. Le estoy dando una mano al Agustín, que lo nombraron  secretario de prensa y propaganda, y él sí, habla con pila de gente

- ¿Y cómo le va?

- Bueno recién empezó y esto de las movilizaciones no es lo de él que es técnico en la mejora de la raza vacuna, pero como nos dijeron los padres de la iglesia “los tiempos llaman a los cristianos de buen corazón y amor a la patria a salir al campo, al llano, para llevar el mensaje de unidad”

- Ay, pero qué bien. Es conmovedor. ¿Están coordinando con la senadora Alonso que también lleva mensaje cristiano?

- No, para nada, ella es evangélica y nosotros salesianos. Así que, nada que ver. Al menos por ahora. Y te dejo querida que le tengo que pasar en limpio las comunicaciones que manda el Agustín anunciando este nuevo triunfo de los autoconvocados en el corazón de la Rusia comunista y sus aliados. - Y no dejes de llamarme, Marilú querida,  porque me parece que te tengo que dar mucha línea.*