La mirada panóptica de Claridad

Agricultores uruguayos protestan a caballo ante Presidencia y Parlamento

AFP / PEDRO UGARTE Agricultores uruguayos se manifiestan frente a la sede de Presidencia, en Montevideo, el 5 de septiembre de 2019

Agricultores, comerciantes y transportistas rodearon este jueves el edificio del Parlamento uruguayo y marcharon luego hasta la sede de la Presidencia en reclamo de rebajas de costos para las empresas y contra la instalación de una fábrica de celulosa.

El movimiento "Un solo Uruguay", surgido en 2017 en medio de la pérdida de puestos de trabajo por cierres de establecimientos agropecuarios, copó las inmediaciones del Parlamento para leer una proclama en la que criticaron "un modelo económico que ataca al empresario (...) y termina perjudicando irremediablemente al trabajador".

Los carteles que rodearon la lectura de un mensaje con fuertes críticas al gobierno de Tabaré Vázquez, enfrentado a este movimiento social, denunciaban los "privilegios otorgados por el gobierno" a la empresa finlandesa UPM, que anunció la construcción de su segunda planta de producción de pasta de celulosa en Uruguay con una inversión de 3.000 millones de dólares, para la cual obtuvo un régimen impositivo especial y la promesa de fuertes inversiones públicas en infraestructura.

"¿Quién hubiera pensado hace 20 años que los principales aliados del gobierno (del izquierdista Frente Amplio) serían el sistema financiero y las multinacionales?", denunció la proclama, en alusión a la bancarización obligatoria de pagos dispuesta por el actual Ejecutivo y la instalación de la pastera finlandesa.

Tractores, camiones de carga pesada y varios cientos de caballos rodearon el Palacio Legislativo en Montevideo.

Montada a un caballo overo y sosteniendo una bandera de Uruguay, Fabiana Campos, de 47 años, productora ganadera de Rivera (norte), sostuvo a la AFP que "es importante que el interior (ndlr: las personas que no viven en la capital) se pronuncie y muestre la crisis" del campo.

Terminada la lectura de la proclama, los manifestantes se trasladaron unos 3 km hasta el frente de la Torre Ejecutiva, sede de la Presidencia. Allí cantaron el himno delante de un vallado policial y luego se retiraron.

Uno de los portavoces del movimiento, Marcelo Nougué, denunció en declaraciones al local Canal 10 que la Policía impidió el paso de tractores y maquinaria. Imágenes mostraron tractores dando media vuelta sin poder seguir a los manifestantes a pie. "Nos coartaron la libertad de movilización. (...) Estamos en una situación de un totalitarismo preocupante", denunció el dirigente.

La protesta tiene lugar a menos de 60 días de las elecciones presidenciales en las que el Frente Amplio busca un cuarto mandato consecutivo.

Hitler reaparece en los sótanos del senado francés

Hemiciclo del senado francés CHRISTOPHE ARCHAMBAULT / AFP

Texto por:RFI

El diario francés Le Monde revela que el Senado francés resguarda en sus sótanos una serie de objetos nazis. Un legado incómodo que ha permanecido oculto desde la época de la ocupación alemana durante la Segunda Guerra Mundial.

¿Por qué el Senado francés resguarda reliquias nazis en sus sótanos? Es la pregunta que el diario francés Le Monde hizo en su investigación titulada “El senado disimula en sus sótanos un busto de Hitler y una bandera nazi desde hace 75 años”.

Ni los senadores, ni los veteranos del senado, ni los historiadores afirman haber tenido conocimiento de tales objetos en los subsuelos del Senado. Sin embargo, Le Monde obtuvo confirmación del servicio de comunicación del Senado que se conservan también un aparato de respiración alemán, una lámpara de gas y documentos de correspondencia en alemán, además de un busto de Hitler de unos 35 cm y una bandera nazi rojo, blanco y negra de tres metros.

El rotativo afirma también que hace alrededor de una década, el Senado se deshizo de varias mesas adornadas con el águila nazi.

Se desconoce totalmente la procedencia de estos objetos, por qué no figuran en el inventario de los objetos del Senado, ni por qué permanecieron ocultos desde la Segunda Guerra Mundial.

Del mes de junio de 1940 al 24 de agosto de 1944, cuando el ejército nazi ocupó París, varios cuadros de la Luftwaffe, ejército del aire nazi, se instalaron en el Palacio de Luxemburgo, nombre de la sede del Senado francés.

En el subsuelo, el Senado cuenta con un bunker construido en 1937 para proteger a los senadores de eventuales bombardeos. Las reliquias nazis estarían resguardadas en este bunker mucho tiempo olvidado.

Ante las dudas, un ex ministro de François Hollande aclara que “no hay ningún culto a Hitler en el Senado francés”, mientras que un senador de derecha, Roger Karoutchi estima que es “insensato” guardar un busto de Hitler en estas condiciones.

Verónica Estay: 'Soy sobrina de un torturador e hija de ex presos políticos'