“Negociar luchando y luchar negociando, es nuestra metodología”

Responde Fernando Pereyra Presidente del PIT-CNT

 -¿Puede  darnos una sintética  valoración de los logros alcanzadas en las negociaciones con el PE y que llevaron a la postergación del paro general?

 - Si bien los aspectos centrales de las reivindicaciones planteadas por el PITCNT en el cuadro de la lucha presupuestal tienen insuficiencias notorias, que no solo se miden en función de los compromisos programáticos del actual gobierno, sino por las dificultades que en el presente y fundamentalmente en el futuro del país implican las asignaciones presupuestales a la salud y la educación, la postergación del paro tiene que ver con una reivindicación metodológica. Nosotros hemos reivindicado siempre el método de negociar luchando y luchar negociando. Esto implica que, pese a no alcanzar nuestras posiciones mínimas, los avances en la presupuestación de 350 auxiliares en primaria, los acuerdos en la salud y el INAU en materia de condiciones de trabajo y a nivel salarial, abrían una nueva etapa en la negociación. El gesto de correr la fecha del paro implicaba una muestra de voluntad de diálogo y posibilidad de avances. Lamentablemente, pese a estos importantes avances conquistados con la lucha del conjunto de los trabajadores y trabajadoras, seguimos lejos de asignaciones presupuestales que permitan resolver los temas centrales de la vida de los uruguayos y las uruguayas. Por eso planteamos propuestas tributarias para atender la salud, la educación y la vivienda, que no han sido contempladas. 

- Por favor explicítenos  si hubo otros fundamentos para la postergación

- A los aspectos que tienen que ver con la lucha presupuestal, se suma que la nueva fecha también incorpora un momento central del plan de lucha del movimiento sindical este año. Entramos de lleno en una de las rondas de negociación colectiva más importantes de la historia, que comienza con señales complejas del sector patronal. Un esfuerzo permanente por colocar una sensación de crisis en el país, que no se corresponde con los datos económicos. Somos conscientes, porque somos quienes más sufrimos estas circunstancias, que hay sectores de la economía que atraviesan dificultades, pero no compartimos la estrategia patronal de meter todo en la misma bolsa y pretender trasladar a espaldas de los trabajadores y las trabajadoras las dificultades de los sectores. El movimiento sindical no está planteando locuras en materia de aumentos,  ponemos posiciones que permitan mejorar las condiciones de trabajo y ampliar los puestos laborales. Reducción de la jornada laboral sin pérdida salarial, capacitación laboral para prepararnos para los desafíos que presenta el mundo del trabajo, correctivos por inflación para no perder salario y crecimiento acorde al crecimiento de la economía del país, priorizando fundamentalmente los salarios sumergidos para que no haya trabajadores y trabajadoras por debajo de la línea de pobreza. 

 - Las medidas de lucha del movimiento sindical ¿debilitan al gobierno?

- Yo entiendo que fortalecen los derechos de los trabajadores y las trabajadoras, y que de forma global impactan positivamente en el conjunto de la sociedad. Nosotros nos movemos con una consigna que plantea que si a los trabajadores y trabajadoras nos va bien, al país le va bien. Esto implica que atendemos en nuestros reclamos las condiciones de vida del conjunto de la sociedad, y esto debería ser para cualquier gobierno su principal inquietud. No tenemos la soberbia de creer que nuestras posiciones son infalibles, pero si tenemos la honestidad de plantear nuestras posiciones para promover cambios que favorezcan las condiciones de vida de la gente y no para debilitar al gobierno de turno.  Es clave entender, que si aumentan los salarios  aumentan las ventas en los almacenes, se empuja el crecimiento de la jubilación, las tiendas venden más y esto activa sectores importantes de los pequeños y medianos comerciantes.

- ¿Cómo visualiza los niveles de movilización en relación a la Rendición de Cuentas y  a la actual  ronda de Consejos de Salarios?

 - Los niveles de movilización y afiliación sindical son los más altos de América Latina y de los más altos del mundo. Esto no implica que no existan desigualdades y que existan sectores con dificultades. Nuestro país tiene a nivel nacional enormes dificultades en sectores en los que las patronales tienen prácticas abusivas y no hemos podido efectivizar el derecho elemental al ejercicio pleno de los derechos laborales. En nuestro congreso resolvimos que nuestra prioridad era atender con todas nuestras fuerzas el fortalecimiento organizativo de esos sectores, porque coincide que son los sectores de la economía en los que se registran las peores condiciones de trabajo. El sector forestal, el sector doméstico, los asalariados rurales y requieren el respaldo de nuestra organización.

- ¿Qué pueden esperar los trabajadores, tantos públicos como privados, de estas dos instancias?

- Más que de esperar, se trata de desplegar toda la iniciativa y la lucha de las organizaciones sindicales para negociar en las mejores condiciones. Nosotros somos optimistas, porque confiamos en la clase trabajadora y la ciudadanía, que es consciente de la importancia que estos ámbitos tienen para la vida de las personas, y en ese sentido acompañarán nuestras medidas. De eso depende el éxito de nuestras reivindicaciones y nuestras posibilidades. 

- Durante la movilización por el presupuesto,  el PIT CNT se entrevistó con el presidente Vázquez que comprometió su apoyo a cinco proyectos de ley que estaban a consideración del parlamento y que el movimiento sindical valoraba como  importantes. ¿Qué ocurrió con esos proyectos de ley?

- Las leyes tienen distintos niveles de avance. Algunas está próximas a concretar su aprobación y otras todavía se encuentran en procesos de negociación para la culminación de los proyectos. Entendemos que el ritmo no ha sido el necesario, pero en términos generales venimos avanzando y esperamos que en los próximos días se pueda concretar la aprobación de alguno de estos proyectos. El más importante para nosotros es la ley de empleo para personas con discapacidad, por la centralidad que tiene, en términos de dignidad humana, garantizar este derecho, urge que el Senado apruebe rápidamente esta ley.  Al mismo tiempo seguimos avanzando con el poder ejecutivo y también el poder legislativo para avanzar en esta concreción que implica más derechos y más oportunidades. (c)