HUMOR

DICHOS JUSTOS O JUSTITOS  

A partir de este edición de Claridad y queriendo darle un toque de humor a nuestra publicación, comienzan a colaborar con nosotros dos canarios de la localidad de Villa Argentina, Luis Carbajal y Luis Vergara. 

De una selección de su próximo libro “Como te cuento una cosa…” compartimos con nuestros lectores texto y dibujos de su capítulo: Dichos justos, o justitos.

 

1807 A mirar y a la boda, va la aldea toda Dragonear: este término sinónimo de flirtear, era y es usado por la gente mayor (yo se lo oía a mi madre y a sus amigas). Se dice que surgió en las invasiones inglesas, (principio del siglo XIX) cuando las jóvenes iban a la plaza donde desfilaban aquellos Dragones, muy uniformados y prolijos.

  

Ellas los «vichaban» o les coqueteaban de lejos. También en el ejército de Artigas existió un cuerpo llamado Dragones de la Libertad, comandado por Otorgués, pero chequeando alguna fuente, el término estaría vinculado a los ingleses. 

1852 Escuche a la patrona, Juan Antonio Cuentan que el General Juan Antonio Lavalleja era una persona de perfil bajo.

En el año 1852 fue elegido para formar parte del triunvirato para gobernar el país. Según la leyenda cuando salía de su casa para ir a ejercer el gobierno, lo hacía con un caminar muy desgarbado; entonces su mujer, Ana Monterroso, salía al balcón y le gritaba: «Date porte, Juan Antonio»