Soledad González, Intersocial Feminista

1.- ¿Qué papel  le adjudican a la Intersocial en esta etapa de decidido enfrentamiento al programa regresivo de la derecha?

- La Intersocial Feminista ha apostado a la conformación de un frente social para resistir el retroceso de derechos que ya estamos viviendo, para reclamar al gobierno que se garanticen las necesidades básicas a toda la población a través de una renta básica, haciendo foco en la población más vulnerada. En este sentido creemos que esta articulación de articulaciones tiene mucho para aportar tanto sea de soluciones a los problemas concretos como a la hora de organizar los frentes de resistencia.

2.- ¿Hubo intentos o se planteó claramente una intención de influir sobre las decisiones del movimiento social por parte del Frente Amplio o algunos de sus sectores?

- El Frente Amplio en el marco de su proceso de autocrítica ha asumido su alejamiento del movimiento social y en ese sentido ha mantenido una serie de reuniones de distinto tipo con las organizaciones del movimiento social. En el caso específico de la Intersocial Feminista hemos puesto sobre la mesa la falta de escucha que tuvieron para con nuestros planteos y hasta la “tomadura de pelo” que fue la declaración de Emergencia Nacional de violencia de género un 30 de diciembre con ninguna medida para la emergencia, algo que solo dejó en evidencia la poca importancia que se le da este enorme problema.  

3.- ¿Cómo definiría el saldo, para la Intersocial y para el FA, de éste  proceso en el que las partes negociaron qué artículos serán impugnados y cuáles no en el cuerpo de la LUC, teniendo en cuenta, en grandes términos, los aspectos considerados y la argumentación empleada?

- Creo que el saldo es positivo porque la lista de artículos acordados a referendar son el núcleo duro de la LUC, que por cierto tiene muchos artículos que no son sustantivos. Dentro del movimiento social el gran debate fue ir contra toda la LUC o ir por artículos y no se le dedicó tiempo a analizar el articulado que podría acordarse. Como no hubo acuerdo entre las dos posiciones decidimos sacar el tema del referéndum de la Intersocial y que ésta siguiera su curso con temas de gran importancia que se están tratando como ser la reforma de la seguridad social, la sostenibilidad de las ollas populares, la falta de empleo, la precariedad de la vida.

4.-¿Cómo se generan, teniendo en cuenta los antecedentes señalados,  las condiciones de movilización, convicción y persuasión para obtener las firmas y qué importancia se le atribuye a la recolección de firmas?

- La historia del movimiento social es la que nos señala el camino, tenemos una vasta trayectoria en la promoción de recursos de referéndum en este país, algunos con buenos resultados y otros no. Las condiciones están dadas por las situaciones que ya estamos viviendo en parte por la aparición de la pandemia y en parte por la aplicación de recortes enormes en las políticas sociales y recorte de derechos y una buena parte de esto está vehiculizado por la LUC. Creemos que las firmas están, solo tenemos que ir por ellas, problema no menor teniendo en cuenta todas las restricciones de movilidad, por eso el entramado de organizaciones tanto de base, como políticas, sindicales, estudiantiles y cooperativistas es lo que nos permite llegar a todo el país, es la gran vía para recolectarlas antes del 8 de julio de 2021. Cada compañero, cada compañera tendrá la tarea de recolectar dentro de su área de influencia y así podremos cumplir con la meta que nos propusimos, llegando a todas partes.