El caso URSEC con muchas preguntas y un indagado que tiene varias respuestas

 

Escribe: Walter Caimí PACTUM

La fiscalía y la propia Unidad Reguladora deben explicaciones y el abogado Gustavo Sorrentino tiene varias respuestas.

Periodísticamente hablando no existe norma legal que impida a un medio de comunicación hacer saber a la población el nombre y apellido de una persona que está formalizada. Dicho esto, en los últimos días los canales de televisión y periódicos de la capital sumado algún semanario, ocultan informar quién es quién cuando se cometen delitos del interés público y/o sexual. 

No es mi caso, ni me sumaré a tal postura empresarial en ocultar hechos de tal magnitud. Ante todo está la responsabilidad de lo que se dice y cómo se dice, cómo se baraja la información. En este sentido, el caso URSEC – Unidad Reguladora de Servicios de Comunicación, merece responsabilidad por lo que está en juego. De igual modo, debe ser tratado el tema que involucra a los delitos sexuales que tiene por protagonistas a distintos actores de la sociedad; pero ese tema es harina de otro costal.

 

El abogado Gustavo Sorrentino perteneciente al Poder Judicial es el indagado en caso URSEC. Trabajó en pase en comisión. Fue receptor del Poder Judicial por lo cual sabe muy bien la mecánica de responsabilidad que le compete, así juramentó en su debido momento el principio de resguardar documentos públicos y o privados. Conoce la Ley y aún, si no supiese qué dice la ley, no hay excusa.

A dicho sujeto se le indaga por la destrucción y sustracción aparente de documentos de la Unidad Reguladora de Servicio de Comunicaciones. 

La URSEC plasmó denuncia ante Fiscalía General de la Nación el día 3 de junio por lo acontecido, 48 horas antes, por parte de un ex funcionario que trabajó en el organismo en calidad de “pase en Comisión”. Por pedido de Gabriel Lombide, ex presidente del organismo, el abogado antes mencionado, su trabajo fue en “pase en comisión”. Al imputado se le investiga por la destrucción, y se presume, sustracción de documentos de la Secretaria General del organismo; vale precisar que en dicho lugar no hay cámaras de vigilancia. Dicho funcionario reviste en el Poder Judicial. 

Las abogadas Graciela Coronel e Isabel Maasardjian son las que plasmaron la denuncia en Fiscalía en representación de la URSEC. La policía allanó días atrás la casa de Gustavo Sorrentino con el propósito de hallar pruebas de los papeles que se llevó de la Secretaría General del organismo. Tras el allanamiento en cuestión, el ex director del organismo Nicolás Cendoya salió al cruce a decir que desde el año 2015 la información está toda digitalizada. El fiscal del caso Dr. Diego Pérez sostuvo que los expedientes no estaban digitalizados, lo cual echa por tierra lo dicho por Cendoya. Relevante es dicha información pues en los documentos no digitalizados estarían las pruebas del uso de frecuencia del espectro radioeléctrico y una resolución firmada por el mismísimo ex jerarca Gabriel Lombide y el propio Cendoya.

 

Nicolás Cendoya representante del Frente Amplio.

 

Cendoya es ahora indagado por este tema y además, se sabe que estuvo reunido con el abogado que destruyó los documentos el mismo día en el organismo –es decir en la URSEC. Según supo PACTUM, el mismo Cendoya habría filtrado información confidencial desde Fiscalía, siendo él, el que recibió los datos. Poderosamente llama la atención la actitud política de los senadores del Frente Amplio que resolvieron apoyar y mantener su nombre para el directorio de ANTEL.

 Veamos: una cosa es lo político y otra cosa es lo anecdótico del caso conocido como URSEC. Antes de que explotara la bomba mediática, ya se conocía el nombre de Cendoya para ocupar en ANTEL un lugar en representación de la oposición. En declaraciones al diario El País el mencionado jerarca sostuvo que “se va para ANTEL para defender al Ente”. Llego a decir que en ANTEL se estaba desmantelando todo  … pero no dijo qué  se desmantelaba. Concomitantemente a estos hechos, el diputado por el MPP Alejandro Sánchez en declaraciones desajustadas sostuvo: es medio raro que todos los días aparezca un dato nuevo en los medios de forma sistemática. Todo empezó con unos papeles picados que todavía no sabemos qué decían.

 

Analicemos: está probado que el abogado Gustavo Sorrentino regresó a su ex lugar de trabajo de forma irregular pues en el mes de abril había dejado de pertenecer al organismo. Fue captado por las cámaras de seguridad en la entrada del edificio, no así en la secretaría general que carece de estas cámaras. Alguien le franqueó el paso y hasta ahora de ese “alguien”  nada se menciona.  ¿Qué motivó a Sorrentino a destruir papeles en una máquina trituradora? ¿Qué se quiso ocultar?   

Lo cierto es que el nombre de Sorrentino y Cendoya parecieran estar vinculados a no se sabe qué. Precisamente, de todo esto, fiscalía debe investigar y discernir responsabilidades.

 

De la URSEC: pase en comisión.

 

Con fecha 11 de junio de 2015, la URSEC informó:   Que Gustavo Andrés Sorrentino Diperna es funcionario del Poder Judicial desde el 22 de diciembre de 2008 y se desempeña en URSEC en régimen de pase en comisión desde el 1º de junio de 2015, fecha en que fue notificado de la Resolución del Poder Ejecutivo IE 34 de 25 de mayo de 2015, que dispuso su pase en comisión.

Con fecha 11 de junio de 2015, la URSEC asignó  al Dr. Gustavo Andrés Sorrentino Diperna a partir de la fecha de la notificación de la presente, la realización de las funciones a desempeñar en Secretaría General, según descripción de tareas del Anexo que forma parte de la presente Resolución. 2.- Disponer el pago, a través de una compensación, de la diferencia entre la remuneración actual que percibe el funcionario por todo concepto en su organismo de origen y la remuneración total correspondiente a la función de Profesional III, Profesional Escalafón A, Grado 12, 

encomendando al Departamento de Contabilidad y Finanzas las gestiones necesarias a tales efectos.

 

El otro delito: funcionario de fiscalía indagado por proporcionar información

 

Conocido el suceso de marras, se sumó el otro delito al que refirió el Fiscal de Corte Dr. Díaz: Un funcionario infiel de fiscalía sustrajo información confidencial que  fue proporcionada por éste a la novia (sin confirmar) de Sorrentino. Cabe precisar, que a PACTUM no le consta tal relación amorosa con el indagado. El comunicado sostiene que el imputado está siendo investigado por un delito sí vinculado a la URSEC. Fiscalía General de la Nación pidió prisión preventiva como medida cautelar, embargo personal de sus bienes, más acciones y derechos del funcionario los que ascienden a un millón 500 mil pesos.

 

Alertada la  fiscalía de tal irregularidad, se pone en conocimiento de dicho ilícito al Dr. Jorge Díaz, quien en conferencia de prensa, , se mostró molesto con el funcionario que fue separado del cargo. Dijo tener “bronca y mucho dolor” por lo acontecido.  El martes pasado el Fiscal General dispuso el sumario, con separación del cargo y retención del 50% del sueldo al funcionario en cuestión. Díaz subrayo que se le brindarán todas las garantías del caso, sosteniendo con energía que “no vamos a permitir este tipo de hechos en esta situación y no vamos a barrer bajo la alfombra”. No esperaba otra cosa que el fiscal Díaz sostuviera esto, es su función.

El delito se enmarca en abuso de funciones, pudiendo sumar otros delitos que no se descartan.