Una mirada crítica de la ruralidad en la Ley de Urgente Consideración

 

Por: Mauricio Ceroni geógrafo docente e investigador UDELAR

Introducción

Para realizar un breve análisis sobre los principales puntos que presenta la Ley de Urgente Consideración (LUC) y los principales puntos de los programas de gobierno del partido Nacional y Colorado propuestos  por el gobierno actual, en relación al sector agropecuario, es relevante destacar que de forma general la ley tiene “esencia” neoconservadora y reaccionaria (sección I, II, y III) y neoliberal (sección IV hasta la XI), respondiendo a los principios ideológicos de las clases capitalistas y terratenientes del Uruguay. Por tanto, ya la apariencia de la “coalición multicolor” que se muestra como un “gobierno de todos” se desvanece de forma muy clara en la LUC, siendo en su esencia una “coalición neo-liberal y conservadora” para un “gobierno de clases dominantes”.  Aún más, la personificación de la LUC se expresa de forma clara en los sujetos que la quieren llevar adelante, siendo el Ministro de Ganadería y Agricultura y Pesca el “Carlos María Uriarte” un representante claro de la clase dominante.

                                                                                                                     Foto de La República

El otro aspecto a considerar es que si bien se va poner foco en la “sección VI: Sector Agropecuario” como un “recorte analítico” la interpretación de los puntos a considerar no deben alejarse de la esencia global, que es la totalidad de la LUC.

Con respecto a la sección VI: Sector Agropecuario, la ley apunta a seis puntos nodales: 1. El Instituto Nacional de Colonización; 2. El Instituto Nacional de Carnes; 3. La titularidad de los inmuebles rurales y las explotaciones agropecuarias; 4. El código rural; 5. Instituto Nacional de la Granja; 6. Instituto Nacional de tenencia responsable y bienestar animal.

Cambios propuestos en materia de política agropecuaria en la LUC

 

  • El Instituto Nacional de Colonización

 

-Lo sustancial de este punto es que no obliga al productor, ya sea arrendatario o propietario del establecimiento, a vivir en la vivienda del predio. En otras palabras, si existe vivienda e infraestructura que ha sido subsidiada por el Estado el productor puede, según esta nueva normativa, irse a vivir a la ciudad o a otro punto, sin que la fracción de la colonia otorgada sea su residencia permanente. No es casualidad que existan varios dirigentes de la coalición liberal-conservadora que sean beneficiarios del instituto y ahora quieran modificar dicha normativa.

-El otro punto que prevé la ley es desafectar las fracciones comprendidas bajo la primera cartera de tierras del instituto originalmente en manos del Banco Hipotecario del Uruguay, que en la actualidad abarcan unas 150.000 hectáreas. La mayoría de estas tierras está bajo el régimen de propiedad privada, aunque la infraestructura realizada en estas tierras si fue subsidiada por el Estado.

 

 

  • El Instituto Nacional de Carnes

 

Aquí se le da mucha importancia a lograr una mejora en la eficiencia del INAC asociado a la competitividad del sector, y le brinda mayor competencia al control de la calidad de la carne en el mercado interno, desplazando el contralor de Bromatología por parte de las Intendencias. De ahí la famosa regulación del chorizo casero. Esta situación podría desestimular la faena clandestina que está asociada el abigeato, discurso programático fuerte de la coalición en relación a la seguridad rural. Este último punto evidencia como la ley tiene muchos puntos de contacto entre sí, de ahí que cuanto nos enfrentamos a ella hay que analizarla en su globalidad.

 

 

  • Titularidad de la tenencia de la tierra

 

En este pasaje de la ley se establece un cambio en los derechos de propiedad de la tierra, pasando de personas físicas a la posibilidad de personas jurídicas (sociedades de acciones nominativas). En la actualidad, la normativa establece que las sociedades nominativas tienen que tener por detrás una persona física, salvo casos en donde el poder ejecutivo tiene la competencia de establecer una excepcionalidad al otorgamiento de la titularidad de la persona jurídica. Con estos cambios, se elimina dicha potestad y se abre paso a que los titulares de personas jurídicas no tengan la obligatoriedad de declarar que persona física esta por detrás de una sociedad nominativa en el momento de comprar un inmueble rural o una explotación agropecuaria. Estos cambios abren paso a la llegada de capitales que no quieran figurar como personas físicas, o sea ocultar su nombre y apellido, pasar al anonimato, terreno que el capital ficticio siempre se siente más cómodo. 

 

  1. Modificación puntual del código rural

Se permite que los titulares de establecimientos lecheros puedan vender animales orejanos fuera del pie de la madre, y de crías destetadas. Este articulado es muy marginal a lo sustancial de la LUC. 

 

 

  • Creación del Instituto Nacional de la Granja

 

 

Se cambia el rango institucional de la política pública que involucra a los sectores fruticultura, horticultura, avicultura, suinicultura, apicultura, pasando de “Dirección General” a “Instituto Nacional” de la Granja. Por detrás de este cambio está implícito que pase a ser un organismo público de derecho privado, saliendo exclusivamente de la órbita del MGAP, como es ya la existencia de otros institutos como INIA, INASE, INAVI. Sin dudas, que se lo torna un Instituto más al servicio de la rentabilidad que la función social. Determina al poder ejecutivo la forma de actuación del consejo, y la integración de los cuatros representantes de los productores granjeros por lo que no queda claro quiénes van a ser sus representantes.

 

  1. Creación del Instituto Nacional de Tenencia Responsable y de Bienestar Animal

El objetivo de este apartado de la ley es otorgarle un rango de mayor jerarquía institucional pasando de una comisión honoraria a un Instituto Nacional.  Se plantean varias modificaciones a la ley 18.471 para permitir una mayor autonomía y mayor injerencia sobre la tenencia responsable y bienestar animal. Este punto de la ley responde una demanda creciente del aumento de los “derechos de los animales” ganando terreno en la sociedad moderna capitalista pretendiendo igualar el derecho de los animales a los derechos de los seres humanos. 

 

Reflexiones finales

Si analizamos los cambios en el plano de la apariencia y nos referimos a la “Urgencia” de la rentabilidad del capital agrario, como es su fundamento ideológico, existen sectores como la lechería, el arroz y la ganadería ovina que no están contemplados en dicha ley de forma explícita, siendo elementos de urgencia mencionados en los programas de los partidos políticos de la coalición. Por tanto, ¿Qué tiene de urgente, la ley en los articulados referidos al agro? ¿Qué urgente es para el país la creación de los institutos propuestos? ¿Qué urgente es para el país los cambios propuestos en el INAC y INC? Sin duda que acá hay “olor a gato encerrado”. Una respuesta a ello, a manera de hipótesis, es la ley madre de cualquier gobierno, la “ley de presupuesto” en donde se verán con mayor claridad las propuestas de la LUC. De todas formas esto indica una primera reflexión, ¿Qué dispositivos utilizan y como los desarrollan para imponer en el imaginario de la sociedad rural que existe una “crisis del agro”. Un ejemplo de ello es, “desaparece un tambero por día” ¿De dónde elaboran ese dato? ¿Cuál es su fuente? ¿Salieron a preguntarle a cada tambero si desaparece?

Si leemos los programas de gobierno este supuesto se acentúa aún más fuerte, veamos: “el agro es hoy una locomotora frenada por los altos costos de producción, por el atraso cambiario, por la inseguridad, por el deterioro de infraestructura y por la falta de una adecuada inserción comercial, que nos hace perder mercados o entrar en ellos en malas condiciones” (Partido Nacional, p.54). Sigamos, “en los últimos años el sector ha estado sufriendo un aumento de costos productivos, fundamentalmente provocado por un tipo de cambio subvaluado, y por precios de tarifas y combustibles sobrevaluados, por ser utilizados como herramientas de recaudación. Esto ha provocado efectos negativos en la producción nacional, que no son compensados por los precios internacionales de nuestros bienes agropecuarios” (Partido Colorado, p.117). Según ellos, todo es rentabilidad y el problema central es el Estado y su costo que no permite a los productores tener mejores ganancias. Por tanto ellos plantean “volver a hacer del agro una actividad rentable promoverá la inversión, generará empleo y traerá beneficios para todos. Para lograr este objetivo hay que actuar con más inteligencia y con menos prejuicios ideológicos “(Partido Nacional, p.54).

Imagen de Uruguay Rural web

El discurso de la “crisis”, “rentabilidad”, “el peso del Estado”, “el beneficio para todos”, “los prejuicios ideológicos”, son afirmaciones que en el imaginario social calan profundo y trabajan la subjetividad del sentido común de la sociedad moderna capitalista, llegando a los sectores más populares sobre todo en el medio rural como es la agricultura familiar y los asalariados en donde la convivencia patrón-asalariado es muy intensa, por tanto, las clases populares terminan por aceptar que el país está en crisis y se necesita un cambio, como decía el eslogan de la coalición “es bueno cambiar”. A su vez, se suma la maquinaria mediática que poseen, propietarios de los principales medios de comunicación, radio, televisión, prensa escrita y digital, a su vez, difusión en las redes sociales, cartelera callejera, spots en radio y televisión, periodistas funcionales a sus discursos, todo esto concentra una bomba comunicativa de fuerte impacto. 

Ahora bien, la segunda reflexión, por más que cuenten con todo este aparato mediático, teniendo un pueblo crítico y con conciencia de clase, cualquier discurso de contenido leve, como es este el caso, es fácil de derribar. Esto no fue así, y la coalición gano por amplia mayoría en el interior y más aún en el medio rural. De aquí que me surge una interrogante, ¿Qué política agraria aplicó el gobierno de “izquierda” durante estos 15 años, que determinó que los asalariados y los productores rurales voten mayoritariamente a la derecha? Es claro que la política que se diseño y se ejecuto poco y nada tenía por detrás atacar el pensamiento dominante y menos al sentido común capitalista. Es hora, que sí como partido fiel a sus principios de izquierda que quiere y debe transformar la sociedad, hacia un modelo que no sea el capitalista, se haga una autocrítica profunda de la política implementada en la ruralidad en los 15 años.

 

Bibliografía

Partido Colorado. (2019). Un pequeño país modelo. Programa de gobierno del partido colorado 2020-2025, Talvi Presidente. Disponible en: https://partidocolorado.uy/un-pequen%CC%83o-pais-modelo-programa-de-gobierno-2020-2025/

Partido Nacional. (2019). Lo que nos une. Programa de gobierno del partido nacional 2020-2025, Lacalle Pou Presidente. Disponible en: https://lacallepou.uy/descargas/programa-de-gobierno.pdf