Todos a y con 23 Marcha del Silencio

 

 

 

 

 

 

                                                                                                                                                                                                                   

Eduardo Aparicio

El domingo 20 en muchos puntos del país  decenas miles de uruguayos desfilaran en el marco la 23 de Marcha de Silencio, la concentración mas numerosa tendrá lugar en Montevideo. En 1996 en medio de una marcada desmovilización en materia de DD.HH,  surgió esta iniciativa nacida en el corazón de la sociedad civil  desde el seno organizaciones defensoras de los Derechos Humanos y personalidades comprometidas con la causa. A partir de la primera marcha ha  ganando  nuevas fuerzas y bríos  el reclamo de VERDAD, MEMORIA y JUSTICIA, que es indisociablemente hace parte de la lucha contra la IMPUNIDAD.

Si bien en el en el plebiscito 2009  no se pudo anular la Ley de Caducidad, desde ese momento los jóvenes se han sumado masivamente a estos reclamos  de ciudadanía democrática, siendo uno de sus actores centrales.

Entretanto algunos logros  en el plano institucional han tenido lugar a partir de 2005  pero es muchísimo lo que queda en el tintero. La Asociación Donde Están de Francia * en carta abierta al Presidente Vázquez, sintetiza las responsabilidades del Estado uruguaya y el camino que se debería recorrer para mitigarlas, planteando  con claridad y valentía  algunas interrogantes:

” …qué iniciativas piensa tomar para resolver ese grave problema de nuestra democracia, amenazada por la inacción de la justicia y/o por las trabas que se le imponen cuando los jueces deciden actuar. Amenazada también, hecho de mayor gravedad, por la actitud improcedente de la institución militar que persiste en el negacionismo y no colabora en la búsqueda de la verdad y la justicia.

Al mismo tiempo queremos preguntarle cómo es posible que Uruguay siga incumpliendo los tratados internacionales de derechos humanos que ha ratificado y siga desconociendo las decisiones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Redoblemos nuestro compromiso, haciendo que el espíritu de las marchas del silencio se integre con la mayor fuerza al batallar cotidiano de los miles que  ese día ganan las calles y de los otros tantos que se identifican con sus consignas.can


+* publicada en Brecha   y recogida en el N° 0 de Claridad