Qué hace en San José una mancha más al tigre

Escribe: David Rabinovich

 

Rimas y leyendas:Porque ya se sabe que las rimas son versos y las leyendas son cuentos.

Un ejemplo. El Presupuesto Municipal de San José ha sido tomado como modelo para otras intendencias y a la administración ‘chiruchista’ como la mejor del país. Si bien esta afirmación corre por cuenta de los blancos, la han compartido, colorados y hasta frenteamplistas. Han sido miles los ciudadanos josefinos que votan izquierda en octubre y a los blancos en mayo.

José Luis Falero es heredero de aquella leyenda, hoy cuestionada por un polémico libro. “Esto no debe quedar así” advirtió Falero ante la edición de “Patas cortas: el camino de la corrupción en San José” escrito por Pablo Fernández y cuya edición promovió ampliamente “Búsqueda” con una nota.

“Es un hecho lamentable. En San José sucede todo lo que contrario a lo que allí se dice”, comentó Falero. “Si hay algo que tenemos ganado, es el reconocimiento de la autoridades y de los organismos de contralor por el buen funcionamiento administrativo”, afirmó. Ni tan calvo ni con dos pelucas.

Aunque para el Intendente, Fernández sea “cualquier loco suelto” al que además, en el último encuentro que tuvieron, le sacó la publicidad que el gobierno departamental tenía en su medio.

Parece cierto que "No hay adulteración de ninguna boleta", tal como afirma el jerarca. Pero es más dudoso que sea “un procedimiento muy sano y saludable que tiene la Intendencia de San José que muchas veces ha sido destacado a nivel de organismos de contralor a nivel país"

La acusación sostiene que "La maniobra fue sencilla, una importante cantidad de guías (facturas) fueron anuladas y transferidas al año 2018. De esa forma, aquellos compromisos económicos contraídos en 2017 que estaban pendientes de pago, es decir, eran deudas, fueron eliminados de los registros en 2017 y se inscribieron para 2018". Corresponde aclarar que las guías son órdenes de compra y que la Intendencia de San José las contabilizaría como gastos pendientes de pago. No me queda claro qué gravedad tiene pasar esos gastos –si no han sido abonados- al ejercicio siguiente.

Además, en el libro se señala que dos jerarcas de la comuna "han mostrado un ostensible crecimiento patrimonial desde que Falero está en el gobierno"  y ello estaría originado en "coimas" y "sobreprecios". Sin duda algo huele mal y no es en Dinamarca.

Un poco de historia. En el verano de 2006 se discutía el presupuesto cuando, en la comisión de Hacienda de la Junta Departamental, el contador Linder Reyes dijo: “El Presupuesto está prolijo, pero después –ustedes saben- después Juan hace cualquier cosa.” Las palabras no son textuales porque nunca hubo acceso a la grabación de esa sesión. Grabación que,  luego de ser reclamada ante la justicia, fue borrada en pleno transcurso del litigio.

Está escrito. Transcribo partes de la resolución adoptada por el Tribunal de Cuentas (23/12/2015) que se refiere al período anterior (1er. Administración de José Luis Falero).

“En opinión del Tribunal de Cuentas, el Balance de Ejecución Presupuestal mencionado presenta razonablemente, en todos sus aspectos importantes, la ejecución presupuestal de la Intendencia de San José correspondiente al ejercicio finalizado el 31/12/2014, de acuerdo a las normas establecidas en el TOCAF y la Resolución de este Cuerpo de fecha 28/01/04.” Y luego de señalar una larga lista de irregularidades constatadas, el TCR le indica a la Administración local algunas cosas importantes.

Informe a la Administración. Como consecuencia del examen practicado, se incluyen en este informe comentarios que se ha entendido conveniente exponer, relacionados a la situación de determinados capítulos y rubros de los Estados examinados, obligaciones a cumplir, así como recomendaciones que deberá atender el Organismo. Se incluye además una evaluación de cumplimiento de las recomendaciones presentadas en el informe de auditoría del ejercicio anterior.” (…)

De esa forma el TCR emite su Dictamen, respecto al Proyecto de Modificación Presupuestal 2012-2015 de la Intendencia de San José, observándolo por no incluir el detalle de las inversiones previstas ni las unidades físicas a ejecutar en el período 2012-2015. La Junta Departamental, en Sesión de fecha 29/10/2012, resolvió aprobar la Modificación Presupuestal, aceptando la observación efectuada por este Tribunal, la que no ha sido subsanada en mayoría.

Las observaciones de siempre. “Durante el ejercicio 2014 se produjeron 24 vacantes, por lo que se debería haber ocupado por lo menos una persona con discapacidad que reuniera condiciones de idoneidad para el cargo, a efectos de cumplir con la exigencia mínima del 4% de las vacantes producidas.”

(…) “El funcionamiento de los Municipios no fue implementado en la forma adecuada, en lo que refiere a ordenar los gastos y pagos, dado que los mismos son ordenados por el Intendente cuando corresponde que los gastos sean ordenados por el Municipio, y los pagos deben ser ordenados por el Alcalde.”

(…) “No se controla que los valores de aforos sobre los que se determina la contribución inmobiliaria urbana y rural coincidan con los de Catastro y, asimismo, no se controla en forma periódica la base de cálculo de los tributos.”

Respecto del área compras. Entre varias observaciones el TCR señalaba que “No hay manuales de procedimientos.” “No se realizan conciliaciones y/o circularizaciones1 respecto a los saldos incluidos como obligaciones presupuestales impagas.” “No se efectúan recuentos físicos de inventarios por funcionarios independientes a las funciones de compra, recepción y custodia de los bienes.” A lo que se podría agregar una revisión del Registro de Proveedores, compararlo con las licitaciones y los llamados a precios, revisar adjudicaciones directas y extensiones de contratos. En las compras hubo, desde siempre, instalado un sistema de premios y castigos que alimentó el tradicional clientelismo con el que se maneja el chiruchismo.

Reconoce el TCR que “En el transcurso del ejercicio 2014, se tomaron las medidas pertinentes a efectos de verificar que, en oportunidad de efectuar los pagos a proveedores, se verifique la vigencia de los certificados que acrediten que se encuentran al día con el pago de sus obligaciones correspondientes con el Banco de Previsión Social y la Dirección General Impositiva.” De lo que se puede inferir que había proveedores que cobraban sin tener los certificados al día. Claro que más vale tarde que nunca.

Respecto a las observaciones que no se cumplieron:

“Cuando la Junta Departamental, al sancionar definitivamente los Presupuestos o Modificaciones Presupuestales acepte las observaciones formuladas, deberá introducir efectivamente las correcciones correspondientes.”

“A efectos de no comprometer gastos cuando no existe crédito disponible sería conveniente, en oportunidad de realizar la imputación previa de los mismos y verificarse la falta de disponibilidad presupuestal, recurrir al mecanismo de la trasposición entre objetos, aplicando las normas presupuestales de la Intendencia vigentes en la materia.”

“La totalidad de las compras que se efectúen deben ampararse en los procedimientos establecidos en la citada norma, en especial, en el caso de las Licitaciones Públicas no se debe continuar ejecutando contrataciones cuyo contrato no se encuentra vigente.”

“La Intendencia deberá implementar un sistema de contabilidad que suministre la información que permita conocer la gestión patrimonial.”

“Se deberá mantener un registro permanente de la totalidad de los bienes de uso que integran el patrimonio de la Intendencia incluyendo, entre otros aspectos, la fecha de incorporación de cada bien, así como otros elementos que permitan su identificación.”

“La Intendencia deberá incrementar la periodicidad de la realización de los arqueos de fondos y valores en todas sus dependencias.”

“Se deberá incluir en el documento de Rendición de Cuentas el “Estado demostrativo del grado de cumplimiento de los objetivos y metas” el cual expone el detalle de las obras ejecutadas, tanto previstas como no previstas, identificado para cada obra, las unidades físicas proyectadas y ejecutadas, así como los costos presupuestados y resultantes.”

“Los funcionarios públicos que se desempeñen en régimen de dedicación total no podrán percibir retribución adicional por trabajo en horas extras.”

“Los Gobiernos Departamentales deberán ocupar personas con discapacidad que reúnan condiciones de idoneidad para el cargo en una proporción mínima no inferior al 4% (cuatro por ciento) de sus vacantes.”

“Debe tenerse presente que el otorgamiento de horas extras a los funcionarios de la Intendencia debe realizarse de acuerdo con el principio general que establece que no se podrán trabajar más de 48 horas semanales, incluyendo las horas simples y las extras, y que las horas de trabajo por día no pueden exceder de diez.”

“Las iniciativas de creación o modificación de recursos deben ser sometidas a Dictamen de este Tribunal por la respectiva Junta Departamental, previamente a su aprobación.”

“En el documento de la Rendición de Cuentas se deberán adjuntar las certificaciones de los Organismos Públicos con el detalle de las deudas y las conciliaciones respectivas en los casos que corresponda.”

Como se puede ver las observaciones no son pocas, ni de menor importancia. El TCR señala ilegalidades e incluso inconstitucionalidades en una gestión que luego se cataloga como poco menos que impoluta. En particular, el discrecional y perverso sistema de asignación de las horas extras, así como la existencia de un robusto gasto en “viáticos sin rendición de cuentas” sigue vigente a lo largo de varias administraciones blancas.

Algunas recomendaciones. “La Intendencia deberá instrumentar los procedimientos correspondientes a efec tos de que los gastos en combustible en los que incurra sean autorizados previamente por autoridad competente.”

“El funcionamiento de los Municipios debe adecuarse a lo prescripto por las Leyes… En particular… los gastos o inversiones deben ser ordenados por mayoría absoluta de los integrantes del Municipio, dentro de la que deberá estar el voto de quien esté ejerciendo la función de Alcalde. Asimismo, los pagos deberán ser ordenados por el Alcalde, en cumplimiento de las Resoluciones del Municipio, de conformidad con lo establecido en el Presupuesto quinquenal o en las modificaciones presupuestales y en el respectivo plan financiero, así como en las disposiciones vigentes.”

Me llama la atención que el TCR indique: “La Intendencia deberá tomar las medidas pertinentes, a efectos de determinar  el descuento de buen pagador que deberá aplicarse a todos los tributos que se cobran conjuntamente con la Contribución Inmobiliaria Urbana y Suburbana.”

“El salario vacacional debe abonarse en la oportunidad de gozar de la licencia reglamentaria.”

Lo que el TCR señala pundorosamente como “debilidades internas” que deben ser corregidas, son prácticas largamente arraigadas y funcionales a que el intendente “haga lo que quiera” para lo que se dificulta todo lo posible el control y la transparencia.

La resolución tomada por el TCR el 19/12/2018 muestra muy modestos grados de avance, por parte de la Intendencia de San José, ya que “En el curso de la auditoría se han constatado los siguientes incumplimientos: Artículo 86 de la Constitución de la República, Artículos 94 y 128 numeral 1) del TOCAF, Artículo 7 de la Ley N° 16.002, Artículo 49 de la Ley N° 18.651, Artículo 4 de la Ley N° 19.122, Artículo 13 numeral 18) de la Ley N° 19.272, Convenio N° 30 de la O.I.T., Ordenanzas Nos. 62 y 89 del Tribunal de Cuentas, Resolución del Tribunal de Cuentas de fecha 28/01/04”.2 Y si vamos al detalle, vemos pocos cambios en la ‘desprolija’ administración del GDSJ.

Dicho todo lo anterior hay que señalar que Juan Chiruchi era ‘un tigre’, mientras que José Luis Falero es un ‘león… herbívoro’.

1 Técnicas de auditoría para comprobar que los saldos contables coincidan con la realidad.

2 Para ver el detalle: https://www.tcr.gub.uy/resoluciones.php?tipo=tribunal