George Soros, el ubicuo : Un aventurero de las finanzas y de la política que se caracteriza por lealtades diversas y contradictorias e identidades múltiples

 

 

Escribe: Griselda Leal Rovira

 

A nivel de los grandes poderes mundiales hay dos corrientes que están enfrentadas: LA GLOBALISTA Y LA NACIONALISTA.

Con motivo de la última elección de los Estados Unidos quedó en claro que la Sra. Hilary Clinton estaba siendo apoyada por la corriente GLOBALISTA y quien resultó electo, Donald Trump, se inclinaba por un nacionalismo.

Con el paso del tiempo la política de Trump se ha ido definiendo por su inclinación hacia Israel y su amistad incondicional por Benjamín Netaniahu, su afinidad con la francesa Marie Le Pain, con el Brexit del Reino Unido, con los gobiernos de algunos países de América, entre ellos Argentina, Chile, Colombia, Ecuador y recientemente Brasil y en Medio Oriente tiene como aliado al reinado (dictadura) de Arabia Saudita a quien vendió U$110.000.000.000.- (dólares) en armamento que éstos utilizan entre otras cosas para masacrar al pueblo yemení en una terrible guerra que lleva tres años con miles de víctimas civiles incluido niños.

En lo que tiene que ver con la corriente GLOBALISTA es apoyada por los mayores capitalistas del planeta como la familia Rostchild, dueños de los Bancos Centrales de la mayoría de los países del mundo y con una fortuna aproximada a los U$2.000.000.000.000.- (dólares).

Pero quien muestra la cara en este sentido es el magnate George Soros, que por un lado se ha dicho que es la fortuna N. 16 con apenas U$25.000.000.000.- pero por otra parte se indica que ha donado la mayor parte de su dinero a la fundación Open Society (Sociedad Abierta) y que su fortuna descendió al puesto 60 .

George Soros es un judío húngaro de 88 años, de origen humilde, cuyo apellido original era Schwartz y lo tuvo que cambiar durante la guerra. Tiene 5 hijos y nietos.

En los comienzos de su fortuna, el 16 de setiembre de 1992, en una hábil jugada de la bolsa, hizo quebrar el Banco de Inglaterra con la libra esterlina, ganando en 24 horas U$ 1.000.000.000 (¡mil millones de dólares!).

Millones más o millones menos, lo que importa es a qué se dedica esta fundación. No son fáciles de entender las maniobras de este señor, porque parecería estar jugando a apoyar izquierdas y derechas.

Algunos lo denominan filántropo, pero es evidente que por detrás tiene una jugada muy retorcida. Ha apoyado (con dinero) a la igualdad de género, a los movimientos de gays y lesbianas, al NO a la baja imputabilidad de la edad, a la despenalización del aborto, a la despenalización de la marihuana, a los movimientos ecologistas, pese a que la Iglesia Católica lo odia, financió la llegada del Papa a los Estados Unidos, y hasta existen rumores bastante fundados acerca que puso dos millones y medio de dólares para financiar a la caravana de migrantes centroamericanos que llegó a la frontera de México y Estados Unidos lo mismo que a los migrantes que partieron desde Medio Oriente escapando de las guerras, llegando a Europa y generando conflictos que desestabilizaron gobiernos. Se indica que también apoyó a los separatistas catalanes con la presunta intención de que necesitarían financiación que él podría brindarles.

Hackers rusos lo acusaron de haber apoyado a Ucrania en su conflicto contra Rusia, por lo que éste país lo consideró persona no grata y no permitió que su fundación siguiera funcionando en el país, algo similar ocurrió con Egipto, Turquía, Serbia y Hungría (su país de origen).

Es partidario de que no existan las fronteras, pero parece estar buscando dividir a las sociedades, quizá con el propósito de que se produzcan enfrentamientos y conflictos. Suele actuar en la sombra

En Brasil y Paraguay,  y sobre todo en Argentina,  tuvo, y en menor medida mantiene  sociedad con el empresario Eduardo Elsztail de 59 años, dueño de 16 centros comerciales, edificios, hoteles, buena parte del Banco Hipotecario, Presidente de CRESUD e IRSA  con negocios de lechería, arroz, azúcar, trigo, maíz y soja. También negocios en energía eléctrica y acciones en la bolsa.

¿Quién es y qué busca GEORGE SOROS.?

Es una pregunta difícil de responder, pero no hay dudas de que es un hombre del sistema. Apoyó a Barack Obama en su mandato pero no logró ganarle a Trump con su candidata Hilary Clinton.

Es tenaz, y pese a los años que lleva sobre sus hombros, no declina en su propósito de manipular a buena parte  de la humanidad.